DiadelosEnamorados.clIr al Home
Tel: 562 - 3351682

  • Por qué el amor se representa con un corazón?

El elegante y simétrico corazón que solemos dibujar como símbolo de amor no tiene la misma forma que nuestro órgano vital, pero ya en los libros de anatomía del Medioevo se pintaba así.

Hay historiadores que apuestan por un origen artístico relacionado con las pinturas de los jarrones de la Antigüedad clásica: griegos y romanos usaban el dibujo de una hoja de parra en forma de corazón como símbolo de amor duradero entre hombre y mujer.

 

Florerías Recomendadas, especializadas en arreglos florales para enviar en el Día de los Enamorados con despacho a domicilio en todo Santiago, Chile y el Mundo

Florería Floramour ChileTel: 562 - 2341793 (24 Hrs.)      Ver Catálogo de Arreglos florales para el día de los enamorados  de Florerias Floramour

Florería Floranet ChileTel: 562 - 2326052  (24 Hrs.) Ver Catálogo de Arreglos florales para el día de los enamorados  de Florerias de Florerias Floranet

Florerías 800flores ChileTel: 562 - 4310477  (24 Hrs.) Ver Catálogo de Arreglos florales para el día de los enamorados  de Florerias 800Flores

Reportaje:¿Por qué el corazón se asocia con el amor?

Por Isabel Martínez Pita.

EFE-REPORTAJES.

Cuando en un árbol vemos dos nombres tallados, generalmente están unidos por una flecha, clavada en un corazón. Cupido es el pequeño dios regordete y sonriente que se dedica desde hace muchos siglos a clavar esas flechas entre los seres humanos para que caigan enamorados. Pero si nos atenemos al significado literal de esa imagen propagada como portadora de una de las emociones más bellas de la vida, ciertamente no es muy alentador, pues al fin y al cabo una flecha en el pecho debe de ser molesto cuando no bastante doloroso.

Cupido está representado por un niño alado, armado con arco y flechas, que representan el deseo y las emociones amorosas. Cuando Cupido utiliza estas flechas condena a esa persona a enamorarse profundamente.

Desde que los griegos describieran el mito de Eros, se instaló en Occidente una particular idea de lo que es el amor, basada en el sufrimiento. El amor es Cupido, pero con la pasión ese amor se torna atormentado, las flechas que porta para herir corazones son los símbolos que transmiten ese dolor.

El hecho de que las flechas se dirijan al corazón convirtieron este órgano en símbolo del amor. El corazón es el órgano vital por excelencia del cuerpo humano, podrán fallar en el organismo muchas cosas, pero cuando el corazón deja de latir, la muerte es inexorable. Pero, lo cierto es que Cupido no clava sus flechas en balde, sabe muy bien este pequeño bribón lo que hace, pues aunque es amor lo que busca lo que el enamorado encuentra es dolor y sufrimiento. 

Cupido es el dios romano del amor, que en la mitología griega se denominaba Eros. Hijo de Venus, Afrodita para los griegos, diosa del deseo, la belleza y la fertilidad. Cupido está representado por un niño alado, armado con arco y flechas, que representan el deseo y las emociones amorosas. Cuando Cupido utiliza estas flechas condena a esa persona a enamorarse profundamente.

 Venus, madre de Cupido, veía con extrañeza como con el paso del tiempo su hijo no crecía y permanecía siempre como un niño. Venus fue hasta el oráculo de Tamis para consultarle sobre esta cuestión que tanto le preocupaba y obtuvo la respuesta: “El Amor no puede crecer sin Pasión.”

Pero Venus no entendía lo que significaba, hasta que nació su hijo Anteros, dios de la Pasión. Cuando Cupido se encontraba cerca de éste, se transformaba en un apuesto joven, pero cuando se hallaban separados, el dios del amor volvía a su forma infantil y se divertía como un niño haciendo travesuras.

 

EL AMOR, SUFRIMIENTO O PLACER

 

Así pues, desde que los griegos describieran el mito de Eros, se instaló en Occidente una particular idea de lo que es el amor, basada en el sufrimiento. El amor es Cupido, pero con la pasión ese amor se torna atormentado, las flechas que porta para herir corazones son los símbolos que transmiten ese dolor. Sin embargo, no sucede así en la tradición oriental donde la consideración del amor conlleva aspectos más placenteros.  

Libres de prejuicios, los orientales construyeron su idea de la sensualidad mediante la representación de juegos amorosos, donde como si de una verdadera escuela se tratara, cada posición requiere una técnica y un aprendizaje cuya finalidad es la de aprovechar al máximo y desarrollar las zonas erógenas de cada ser. De tal forma que sexo y sensualidad se unen para convertirse en un arte al alcance de todos, pues así lo demuestra la iconografía dedicada a ello en esa zona del planeta.

 En Occidente, Eros se encargó de instalar el dolor entre los enamorados y de herir sus corazones con sus flechas implacables, un dolor que en algunas de las grandes obras literarias de nuestra cultura se ha llegado a convertir en tragedia como la que representó Shakespeare en su obra “Romeo y Julieta,” donde la desesperación amorosa conduce al suicidio de los amantes.

El hecho de que las flechas se dirijan al corazón convirtieron este órgano en símbolo del amor. El corazón es el órgano vital por excelencia del cuerpo humano, podrán fallar en el organismo muchas cosas, pero cuando el corazón deja de latir, la muerte es inexorable. La elección del corazón por parte de Cupido para clavar allí sus flechas

 un significado evidente, no solo porque éste es el más importante de los órganos del cuerpo de cualquier ser humano, también existen una serie de connotaciones entre el amor y el corazón que pueden llevarnos a la conclusión de que Cupido hizo buena elección.  

Cuando un ser humano enamorado siente la proximidad de la persona en la que ha depositado su amor, el pulso se acelera y la sangre parece precipitarse por las venas cual caballo desbocado. En personas jóvenes, suele venir acompañado de calores y congestión del rostro. Además, las emociones cuando son fuertes parecen oprimirnos el pecho, en casos exagerados incluso pueden llegar a dificultar la respiración. No en vano, los antiguos situaban la morada del alma en el centro del pecho o plexo solar.

 

   
 

DiadelosEnamorados.cl
Tel:562 3351682
Av. Providencia 2251 Local 021